lunes, noviembre 06, 2006


9.1 Retórica de la imagen
Barthes, Roland

En esta sesión se trató uno de los aspectos más importantes sobre la lectura de la imagen. Al respecto se tocaron los siguientes puntos:

Muchos consideran a la imagen como la copia o reproducción de la realidad, la cual consideran como un sistema rudimentario en comparación con la lengua, mientras que otros piensan totalmente lo contrario.

En esta lectura Roland hará referencia a la publicidad para ejemplificar su punto de vista.

Los tres mensajes

Existen tres tipos de mensajes, en los cuales podemos encontrar la sustancia lingüística, el mensaje icónico codificado (literal) y otro no codificado (simbólico).

De igual manera, el autor nombra a la imagen literal como imagen denotada y a la imagen simbólica como connotada, donde cada una posee cualidades particulares.

El mensaje lingüístico


En la comunicación de masas, el mensaje lingüístico está presente en todas la imágenes, puesto que la escritura y la palabra son elementos que tienen consistencia en la estructura de la información. Como se menciona en la lectura, toda imagen es polisémica, la cual posé un número indeterminado de significados, donde el lector decide cuales son los más adecuados, y cuyo significante puede variar de significado de acuerdo con el contexto en el que se encuentre.

En el nivel del mensaje simbólico, el guía de la interpretación es el mensaje lingüístico. El texto conduce al lector por los diferentes significados de la imagen, donde la labor del anclaje es útil para orientar la decodificación del mensaje y así poder deducir su polisemia, donde existe una responsabilidad sobre el uso del lenguaje con respecto a la proyección de las imágenes.


La imagen denotada


Roland menciona que jamás se podrá encontrar una imagen literal en estado puro, así pues los caracteres del mensaje literal son sólo relacionales. Algunas de la principales características del mensaje denotativo son: se reconoce a simple vista, es la base para la denotación, es imposible crear una imagen puramente denotativa, existe una relación entre el signo y el objeto. Así, por ejemplo, la denotación en un dibujo es menos pura que en la fotográfica.

En el mensaje connotativo, las principales características son: la deducción e inferencia, y la relación entre el signo y el usuario.


Retórica de la imagen

En este apartado se habla sobre la importancia del léxico, el cual es definido como “una porción del plano simbólico que se corresponde con un corpus de prácticas y técnicas”. Así, en un individuo se puede dar la coexistencia y variedad de léxicos que conforman el idiolecto de cada persona.

Para concluir, el autor nos dice que la retórica de la imagen (conjunto de connotadotes) es específica ya que se encuentra sometida a las condiciones físicas de la visión. De esta forma, sabemos que, “no todos los elementos de la léxica pueden transformarse en connotadotes, ya que, en el discurso siempre permanece un cierto grado de denotación sin el cual, precisamente, el discurso dejaría de ser posible.


OP. Ya en la opinión que da el grupo, se mencionó al mensaje subliminal como un mensaje que está fuera de la capacidad perceptiva, que una vez entendido, deja de serlo, pues no se puede dejar de ver el significado después de la aclaración y el proceso. Un ejemplo adecuado al cual se hizo referencia fueron las ejemplificaciones que dio Brenda en su exposición en lo referente a la connotación simbólica que se ejecuta en nuestra memoria donde el texto es el disparador o activador.

También se mencionó al invetio (establecimiento claro de lo que se va a decir), al dispositio (forma en que se disponen u ordenan) y al elocutio (la elaboración del diseño). De esta manera, también se comprendieron los mensajes con objetivos de comunicación hacia el Ethos (valores), Pathos (sentimientos) y Logos (razonamiento).

La frase con la cual se cerró la sesión fue “No se puede no comunicar”.

Links...
Barthes, Roland. Retórica de la Imagen. Lo Obvio y lo Obtuso. Paidos Ibérica, 1986.